VOLVER A INICIO

 

 

                      

 

      

 

                     

 

                               

 

                                 

 

                             

    

           

                       

                              

                                

 

                           

                            

                              

                      

                          

                      

                   

                     

 

                    

            

   

               

                             

                      

  

                                       

                           

                                                     

                                                  

                                                 

             

                                     

                                              

   

                                                    

 

                                                       

               

 

              

29 de septiembre de 1980     HOJA DEL LUNES (MÁLAGA)

SALA PALMO

     Los alumnos del taller de grabados presentan una colectiva. Hierrezuelo, con la imagen se juega, si se puede , y con la imaginación siempre, es un trabajo serio e intencionado con la calidad de quien es consecuente con su línea. Alvarado, suave como un nuevo tronco que nace sobre una tierra inmensa. M. Antonia es una escultura que atrae, que dice más que en sí pregona, que esboza un pensamiento y grita a boca abierta su tragedia, porque nada de alegre hay en su gesto

 

24 de septiembre de 1980 DIARIO SUR (MÁLAGA)

EXPOSICIÓN DE GRABADOS EN PALMO

    Una de las actividades que se proponía el Colectivo Palmo era la de divulgar y enseñar las técnicas del grabado. Con este propósito se ha inaugurado hace unos días en su sala la primera exposición de los alumnos del taller. Algunos de los expositores son conocidos por ser pintores o escultores: Alvarado, que ha realizado unas bonitas variaciones sobre la misma plancha donde el color es alegre y pictórico; Hierrezuelo, con sus variaciones sobre el " Guernica de Picasso " realizado a punta seca ha conseguido una gran variación con maestría; Francisco Sánchez, al que la búsqueda por las diversas técnicas le hace encontrar efectos nuevos al servicio de su personalidad; Maria Antonia tiene unos bellos y laboriosos grabados; José C. Ambrosio, cuya técnica está por entero al servicio de lo que hoy en da está investigando, el objeto y el signo en el espacio.

    Las técnicas que se exponen son variadas y van desde el aguafuerte hasta la punta seca pasando por procedimientos ton antiguos y olvidados como el de " a la manera negra " que fue empleado en varias ocasiones por el genial pintor Goya. Destacan los realizados al azufre por su calidad, de aguatinta así como los que han utilizado técnicas más modernas de grabado, por superposición de metal o incisiones directas en la plancha. En punta seca donde se consiguen calidades esencialmente nítidas.

2 de Abril de 1981 DIARIO SUR (MÁLAGA)

    HIERREZUELO EXPONE EN TORRE DEL MAR UNA SUGERENTE COLECCIÓN DE ESTRUCTURAS ESPACIALES.

     Durante estos días y hasta el 15 del mes actual expone en la galería de la obra socio cultural de la Caja de Ahorros de Torre del Mar, el pintor malagueño Hierrezuelo, con una colección de lo que él llama "estructuras espaciales".

     José Adolfo Hierrezuelo Nace en Vélez-Málaga en el año 1944. Cuando acaba de cumplir sus catorce años empieza su aprendizaje de grabado a buril. Son los años 60 cuando empieza su andadura profesional en Málaga como grabador de joyería el arte de su oficio a los metales preciosos. Por estos años hace los cursos de  dibujo Bellas Artes en nuestra ciudad. Más tarde, en 1973, perfecciona las técnicas del óleo con Díaz-Oliva. Luego, en 1978, comienza las diferentes técnicas del grabado en el Colectivo Palmo, teniendo como maestros a Jorge Lindell y José Faria. En 1980 expone en el I Certamen de Arte Joven Malagueño y II Salón Vázquez Díaz en Nerva (Huelva). así como de grabado junto a los demás alumnos del Taller del Colectivo Palmo en la galería de dicho colectivo.

    Hierrezuelo es uno de esos pintores mediterráneos que empezando en su primera etapa a relatar en sus cuadros la blancura de los pueblos blancos de nuestra tierra y esas callejuelas intrincadas, angosta y retorcidas que tienen el dulce encanto de las flores y la cal fresca, ha ido evolucionando hacia formas mas experimentales. Así dice de él Dámaso Ruano que "Hierrezuelo inicia ahora su aventura en la plástica, con esta muestra vital, llena de sugerencias y llena también, dentro de su corta cronología de buen hacer artesano". "Es una aventura sin corbata.  Con gesto como de rebelde excursión espiritual, por este camino, las más de las veces, poco grato de la pintura. Y para el comienzo de la andadura-continúa Ruano- se sirve de unos esquemas geométricos personales y apoya con un valiente desgarro de los materiales que emplea en la creación de espacios que vibran, casi celestes y acuosos a veces. La ordenación espacial de la obra, tiene en esa geometría singular un hábil soporte, que propicia y potencia las tensiones que ocurren dentro de ella".

 "LA ARMONÍA ESTÉTICA ESTA ROTA"

     En esta exposición de casi medio centenar de cuadros Hierrezuelo nos ofrece una interesante colección de su nueva etapa plástica en la que se une técnica minuciosa y detallada con un amplio espíritu creador. Así vemos cómo utilizando pequeños chapones superpuestos va creando un espacio casi infinito, a veces un agujero hondo y profundo; de cerca como una brecha hiriente en lo armónico, y de lejos paisajes rotos, violentamente rotos. ¿Qué evocan estas geometrías? ¿Qué definen estas estructuras? El propio pintor nos habla:

      Toda la producción de esta exposición esta estructurada especialmente. No es que un cuadro signifique un a cosa en sí mismo, que tenga principio y fin, sino que es el conjunto lo que tiene una unidad propia. Estos cuadros tienen su origen en las estructuras urbanísticas arquitectónicas. La armonía estética está rota y yo prefiero definirlas con mis cuadros. No hay estructuras perfectas. Urbanísticamente estamos viendo cómo la disparidad de una calle rompe la armonía ansiada, como un conjunto de notable valor artístico se ve erosionado en su proporción por los acordes asimétricos y casi salvaje de una mole de cemento. Todo ello me produce una inquietud y una tristeza que intento reflejar en mi nueva obra. Yo recojo ese intento de armonía espacial que esta rota, inválida, mutilada por razones siempre ajenas al arte t a lo estético. Mis cuadros quieren hablar de ese estado de cosas en que la perfección puede ser posible algo va y lo rompe.

      ¿Constituye esta forma de expresión una forma de conectar con el público y comunicarle esa ausencia de armonía en el espacio estructural de las grandes ciudades?

       No es mi principal propósito. No busco esencialmente el mensaje. No he de negar sin embargo, que esta comunicación pueda ser posible cuando el campo de inquietud sea coincidente, pero en todo caso se tratará de algo accesorio y no fundamental. Hago esto, como creo que muchos artistas, porque estoy en lo que me gusta y pretendo disfrutar haciéndolo.

       ¿Por qué has sustituido las casitas blancas por este nuevo estilo?

        Es una fase más de la vida de un pintor. Las casitas no es, exactamente, lo que a mi me gusta. Desde que entré en el Colectivo Palmo empiezo a conocer nuevas posibilidades, se amplía mi horizonte de creación y descubro que puede ser posible dar forma a otras inquietudes.

         EL PINTOR Y EL ARTISTA

         ¿Para expresar plásticamente una emoción, un sentimiento o simplemente una realidad no ordenada gráficamente, hace falta ser artista.?

          Creo que sí. Dentro de la pintura yo distingo tres niveles: el pintor de oficio, el pintor artista y el pintor consagrado. Desde el segundo en adelante creo que es cuando se produce la auténtica creación. El pintor de oficio, que quisiera llegar a ser artista, se encuentra en el momento de la ruptura, de la lucha interna entre lo que las normas aprendidas le han enseñado y lo que él puede crear por sí mismo.

         ¿En qué fase te situarías?

          Creo que soy un pintor que intenta ser artista.

          Hierrezuelo no se considera autodidacta. Esas formes estructuradas que antes de llegar a ser perfectas se rompen puede ser algo intentado por primera vez pero la técnica, reconoce el mismo pintor, fue utilizada por Dadá, de la escuela de Zurich como único de los pocos precedentes. Pero quiera o no, Hierrezuelo ha llevado a sus cuadros una nota de originalidad muy especial, algo expresado quizá por otros medios, pero que él ha conseguido de una forma diferente. Esa simbología  de las formas aluden directamente a una realidad estética muy actual.

          Artesano de las formas, inventor de arquitecturas rotas, pintor que aprende a ser artista, expone ahora, otra vez más, Pepe Hierrezuelo, allí en la tierra de la Axarquía que lo vio nacer y que ahora le ofrece el abrazo del retorno con las manos llenas. del 1 al 15 de abril.

                                                                                             RAFAEL SALAS (en Diario SUR Málaga)    

      9 de Abril de 1981   TORRE DEL MAR  (DIARIO SUR de MÁLAGA) 

              ORDEN Y REBELDÍA EN LA PLÁSTICA DE JOSÉ ADOLFO HIERREZUELO

          Parece que ahora es cuando, afortunadamente, vamos completando en nuestra Vélez de los artistas, una vanguardia de la pintura. La rebeldía, casi toda ruptura, como un a pancarta contra el uniformismo dominante y dominador, se inició con el joven Adolfo Aragüez y su decorativismo fantástico, a todo color. Le sigue Lope que, partiendo de un cierto gusto inicial por lo abstracto, continúa su experimentación y búsqueda de nuevas formas para una expresión personal. Dos puntos de avance que anunciaban cambios y posturas anticonformistas y que en cierta manera han animado al resto de nuestros pintores a iniciar el situarse en órbita artística más actual a sacudirse el polvo de la comercialización al gusto local. El cambio de rumbo de estos dos jóvenes animó a los veteranos ya con prestigio y firma. La última exposición de nuestros grandes, la reciente muestra de pintura y escultura en el Centro Artístico Miramar Arte, en Málaga, y su éxito, confirma el avance, evolución y gran cambio de una pintura cuya continuada repetición temática y la adscripción casi a una misma escuela técnica resultaba monótona. La escuela veleña, representada en esta ocasión por Valdés, Jurado Lorca, Hidalgo , López y el escultor Casamayor, salta triunfalmente la barrera de su acomodado provincianismo, se mide en buena lid con los mejores artistas de la pintura y demuestra ser digna de ocupar un puesto en la primera línea de la plástica actual.

         Ahora y para completar esta avanzada de nuestros artistas, como el hijo pródigo que vuelve a casa después de sus correrías artísticas, nos llega Hierrezuelo con sus experiencias plásticas, collages en madera y grabados, cincuenta obras que están llamando poderosamente la atención por su novedad técnica y limpia ejecución, por su invención y por las ideas que aporta sobre una nueva ordenación espacial que aúna la geometría a una nueva utilización de los recursos del color. Esta exposición de Hierrezuelo enfrenta a los aficionados veleños con unos conceptos, unas formas, y un lenguaje plástico de una libertad expresiva a la que no están acostumbrados. El visitante de esta insólita muestra, halla trozos de madera, reglas quebradas o laceradas por el formón, trozos en su color natural y textura, otros pulidos y coloreados según las distintas tonalidades que la fantasía y el corazón han sugerido al artista. Estamos ante un  desconcertante informalismo constructivo, un juego de líneas y planos donde la diversión geométrica establece sus juegos con el vacío y el espacio, un apasionado intento de dirigir la composición plástica hacia nuevas direcciones: Y todo realizado con una evidente alegría constructiva, con orden y sin rebuscamiento, sin referencias metafísicas o signos de inquietud.

       Hierrezuelo ha concebido sus obras pensando en la denuncia de la agresividad y la destrucción arquitectónica. Sus antiguos, soñados paisajes de casitas blancas, se han vuelto espectros amenazadores, siluetas que recortan el rojo fuego destructor o los azules desvaídos del atardecer sobre las ruinas. Y todo construido, concebido no como una cosa que se aísla y nos separa sino como algo que atrae y unifica. Espacios que controlan la simultaneidad de elementos y la superposición de materias, creando una sucesión de volúmenes hacia adelante -por las líneas rotas que suben o descienden- o las perforaciones y desgarramientos que se desenvuelven y crean profundidad en sus diversos planos. Hierrezuelo busca un contacto inteligente y tangible con la fuerza de la materia, entre el espectador y su espacio plástico con estas obras, sobre todo en las de mayor formato, que se nos imponen con la fuerza de un autentico mural.

       Completa esta presentación de José Adolfo Hierrezuelo ante sus paisanos, una serie de grabados de pequeño formato, desarrollando un casi idéntico elemento decorativo, sujeto solo a leves variaciones en su grafismo, grabados con los que consigue por la coordinación de dibujo y colorido, ritmos y estructuras que se suceden y transforman, con el añadido encanto de las aterciopeladas y precisas tonalidades. Y la propia estética de unos collages ejecutados con texturas metálicas, con sugestivas variaciones grises, obras que nos trae a la memoria ciertas parecidas formas de expresión de nuestro Antonio de Vélez, que hace ahora veinte años expuso en Málaga sus entonces revolucionarias concepciones plásticas, pionero de una interrumpida vanguardia pictórica, que hoy reaparece y continúa con Hierrezuelo, también veleño y artista. 

                                               MARTÍN GALÁN HERRERO

8 de Abril de 1981       (SOL DE ESPAÑA -MÁLAGA)

"SOY UN PINTOR QUE QUIERE SER ARTISTA"

      "Pepe Hierrezuelo, es ya una figura entrañable en el Colectivo Palmo, donde le conocí, casi en el nacimiento del grupo. Nos fue sorprendiendo a todos con una ejemplar seriedad en su hacer en el taller de grabados y una constancia encomiable en la búsqueda de soluciones; siempre tan difíciles en el arte de grabar. Inicia ahora Hierrezuelo, su aventura en la plástica, con esta muestra vital, llena de sugerencias y llena también dentro de su corta cronología de buen hacer artesano. Es una aventura sin corbata. Con gesto como de rebelde excursión espiritual, por este camino, las más veces poco grato, de la pintura. Y para el comienzo de la andadura, se sirve de unos esquemas geométricos personales y apoya con un valiente desgarro de los materiales que emplea, la creación de espacios que vibran, casi celestes y acuosos a veces. La ordenación espacial de la obra, tiene en esa geometría singular un hábil soporte, que propicia y potencia las tensiones que ocurren dentro de ella..." Así prolonga Dámaso Ruano la exposición del pintor malagueño que tiene lugar estos días en la galería de arte de la obra socio-cultural de la Caja de Ahorros de Ronda en Torre del Mar y que prolongará hasta el 15 del presente mes de abril. 

         José Adolfo Hierrezuelo Palacios nace en Vélez-Málaga en el año 1944. En 1958 empieza su aprendizaje de grabado a buril que termina por el año 1962 en el que empieza su andadura profesional en Málaga como grabador de joyería. Por estos años hace los cursos de  dibujo Bellas Artes de Málaga. Había que aprender el oficio. Más tarde y contando ya con un cierto bagaje en el arte del dibujo y la pintura  perfecciona las técnicas del óleo con Díaz-Oliva, luego en 1978 comienza las diferentes técnicas del grabado en el Colectivo Palmo, teniendo como maestros "a los que tanto admiro y quiero"  Jorge Lindell y José Faria. En 1980 expone en el I Certamen de Arte Joven Malagueño y II Salón Vázquez Díaz en Nerva (Huelva). así como de grabado junto a los demás alumnos del Taller del Colectivo Palmo en la galería de dicho colectivo.

         LA OBRA ACTUAL

         En la obra actual de Hierrezuelo y que ahora expone en Torre del Mar vemos como el pintor ha evolucionado plásticamente hacia formas más sugerentes, más incisivas incluso. Ha cambiado las casitas blancas y los paisajes andaluces por un  conjunto de estructuras "espaciales" que pretenden determinar un estado de armonía que se ve roto violentamente. Y ello lo materializa utilizando con maestría, finas planchas de madera que superpuestas forman un conjunto casi arquitectónico cuya simetría aspirando a ser casi perfecta se ve rota por la mano del artista.

         ¿Qué quiere decir todo ello?

          Yo quisiera definir con mi obra actual un estado de cosas muy relacionado con el hombre actual: la ruptura de la armonía que ha creado una nueva concepción de la estética urbanística lo que podríamos denominar la "pseudoestética". Lo normal en arte no es posible escribirlo ni definirlo pero sin embargo en arquitecturas urbanas es posible aceptar como válida una cierta simetría estructural que sintoniza con el espíritu humano y se le presenta agradable. ¿Qué ha sucedido, entonces? Que cualquier intento de estructura espacial perfecta en el ámbito urbanístico se ve rota, se ve frustrada y a veces sin saber porqué. Sucede, pues, que a fuerza de tanta erosión estética el alma humana ha acabado por acostumbrarse a tanta distorsión. Yo quiero en mis cuadros , no individualmente, sino con el conjunto de la obra que expongo ahora, trasladar esa inquietud al lienzo. Así verás estructuras casi perfectas, casi armónicas, casi estéticas pero que están recortadas, dañadas, en una palabra, son estructuras rotas.

        Lo que nos sorprende de Pepe Hierrezuelo es su capacidad de síntesis creadora. Si bien es cierto que su obra actual rezuma por todas partes evolución hacia otras formas, su estilo poco común de llevar a la madera al lienzo produce en el que observa sus cuadros una sensación de inquietud sintonizadora, como un decir "esto me recuerda algo en-este-preciso-instante".

       EL ARTE Y EL OFICIO

       Pero pepe Hierrezuelo, él mismo lo ha dicho no hace mucho, no aspira como meta agradar o conectar con el público. No busca esencialmente el mensaje, aunque no niega, como es lógico, que esa comunicación pueda ser posible, "cuando exista el mismo campo de experiencia común". "Estoy en lo que me gusta hacer y disfruto con ello".

        ¿Sin embargo al producirse esa conexión con la sensibilidad del público podemos hablar de creatividad artística?

        No necesariamente. Yo distingo entre el pintor de oficio y el pintor artista. Tanto uno como el otro pueden conectar con el público y además sin tener que hacer arte por necesidad. El pintor de oficio ha aprendido las normas, digamos académicamente, sabe las técnicas a emplear en cada momento, es "un buen alumno"; el artista crea, inventa, descubre, se aventura en nuevos campos y por supuesto se arriesga en esta maravillosa batalla de las formas diferentes. El pintor de oficio que quisiera llegar a ser artista se encuentra en el momento de la ruptura, de la lucha interna entre lo que las normas aprendidas le han enseñado y lo que él puede crear por sí mismo.

        ¿En qué fase te situarías tú?

       Creo que soy un pintor  que intenta ser artista.

       Para Hierrezuelo ser autodidacta es muy difícil. "Incluso los grandes creadores han tenido una escuela y un aprendizaje inspirado", por otros. Llamar autodidacta a un gran creador no es una incorrección pero tampoco es de una exacta precisión.

  "   EL ARTE DEBE SALIR DE LAS CIUDADES "

    ¿Porqué expone Hierrezuelo en Torre del Mar?

       Por una razón muy sencilla porque siempre he considerado que el arte no puede ser de  exclusiva propiedad de las ciudades. En los pueblos existen muchas inquietudes culturales insatisfechas, la prueba de ello está en el éxito que tienen los actos de este tipo que se organizan en cualquier pueblo. Además para mí la zona de la Axarquia tiene ese encanto de la patria chica, de la tierra que llenó mi infancia, de la gente luchadora, y de ancho espíritu. Vélez-Málaga es para mí el retorno ansiado, la añoranza eterna. Y allí llevo mis cuadros.

                                                           GONZALO  FAUSTO 

16 de Mayo de 1981  

COLLAGES Y GRABADOS DE HIERREZUELO

      En la sala del Ilustre Colegio Oficial de Doctores y Licenciados en Filosofía y Letras y en Ciencias del distrito universitario de Málaga, ha permanecido durante los pasados días una exposición del artista malagueño, Hierrezuelo, muestra que ayer fue clausurada. Son grabados y collages a través de los cuales Hierrezuelo manifiesta sus inquietudes artísticas, afanes de búsqueda, planteamientos complicados y resueltos con una disposición técnica certera que en cada una de las obras manifiesta la profunda intuición de este artista. Hierrezuelo es un estudioso, un creador de la línea en un concepto muy geométrico, que, al mismo tiempo, rompe desarticulando la posible monotonía para dar al montaje una singular significación estructural de esmerado realismo como en esos listones rotos o esos tableros perforados en esa profundidad matérica. Hierrezuelo cuida la proporción y cultiva los contrastes. Así, su obra, sencilla, muy variada en sus planteamientos lineales y en las franjas coloristas, se encierra en un equilibrio sugestivo que evidencia un temperamento creador, todo lo cual, necesariamente, imprime a la muestra un indiscutible interés.

                                                                                           R.C.

11 de Marzo de 1981

COMENTARIO DE ARTE 

de Antonio Segovia Lobillo emitido en Radio Nacional de España en Málaga

       No puede asegurarse en la obra de Hierrezuelo que el informalismo aquel se sienta a gusto ahora. Desmitificado de lo inconcreto, le incorpora un más logrado método de información. Porque en cierto modo, confirmado sus experiencias, Hierrezuelo intenta con avisada técnica el replanteamiento del informalismo, la manera de cómo ha de funcionar en el momento actual. La evolución a lo que se ve es posible allí donde no hay notoriedad que cambiar. Y se advierten nuevas y recientes direcciones informalistas.

        Hierrezuelo, después de su exposición de Torre del Mar, lo hace estos días en el Colegio Oficial de Doctores y Licenciados en Filosofía y Letras, calle Esperanto 2. Diecisiete collages y diez grabados muestra esta ocasión, insistiendo en la novedad de sus experiencias. No hay que regresar -parece decirse -,sino desmitificar lo inconcreto. No estamos con los que retornan a fáciles prebendas, a las viejas paganías. Seremos siempre de los que enmarcan una filosofía de novedades, si éstas nos proporcionan otra armonía y otra concepción.

         La obra de Hierrezuelo, acaso aparentemente agresiva, no lo es sin embargo. Trueca el paisaje externo, el cansado paisaje de la geometría y el color, por otro con ritmo estético diferente, en el que no será posible estar, pero sí imaginar su osadía. Y esto en cierto modo proporciona un planteamiento revolucionario de la realidad.

        Collages con trozos de madera alineadas, o sobrepuestas y laceradas, con quebradas horadaciones de los planos hacia interiores de búsqueda, camino de oscuras liberaciones. Fondos de grises o de azules, perspectivas sin fin para el nuevo paisaje. Empinadas en el quebranto, como tierra dolorida llena de sol extraño. Colores que cambian, como si cada color llevase un código de tonos diferentes. Profundidades entre azules , como poblados bíblicos que revelasen su hora en el tiempo que lo fueron . Blancos para los bordes del horizonte, como vuelo de altura de lo recién hecho. Planos para otras dimensiones, en un arañar poseído hacia otras andanzas de la expresión, hacia ese espacio donde la onda rebota y regresa.

         Hierrezuelo, veleño también, está como décimo en el intento de promover con valentía una nueva dirección informalista. El ritmo secreto de su obra, su novedad y armonía, se dirigen ya hacia ese nuevo y desconcertante replanteamiento. 

    7 de Marzo de 1982

 COMENTARIO DE ARTE DE J. OCAÑA EMITIDO EN RADIO NACIONAL (MADRID)

      Frente al abstracto y el auge que, en algún momento, alcanza el informalismo se iza la bandera del constructivismo con la idea de alumbrar una nueva realidad, enfocada a la ordenación arquitectónica de los elementos y del espacio.

      Del equilibrio de esta ordenación devendrá la más pura y exacta representación de lo universal.

      Pensamos que no pocos constructivistas vivieron en la vanguardia y aún permanecen en el desarrollo del más puro abstracto, así como a muchos aquí ubicados podría sacárseles de sus viejos cuarteles y situarlos dentro de lo que puede constituir el realismo geométrico actual.

       En la búsqueda de este nuevo realismo está la obra más reciente de HIERREZUELO, quien plantea abiertamente problemas de ordenación espacial y elementos distintos para la ordenación de ese espacio.

       Se vale para ello de planos corpóreos, rigurosamente ordenados y superpuestos, bellamente desgajados de su origen para el logro de sus fines. quedan espacios abiertos como grandes incógnitas de ese universo recién creado.

      El color dice el resto. Un hermoso color que llena lumínicamente los espacios y atempera la agresividad de las formas.

                                                                                             J. OCAÑA

  22 de Abril de 1982

        EXPOSICIÓN DE HIERREZUELO EN VELEZ-MÁLAGA 

        Figura su obra en la sala de la C.A.M.

        En la sala de la Caja de Ahorros Provincial de Vélez-Málaga, fue inaugurada el pasado sábado, día 17 del actual, una exposición del afamado pintor vanguardista, nacido en aquella ciudad, José Adolfo Hierrezuelo Palacios, militante, también, en ese amplio y formidable grupo de grabadores que tenemos en esta tierra malagueña, participante, el pasado año 81, en el primer encuentro de grabadores andaluces. Su obra tanto pictótica como gráfica ha figurado en numerosas muestras colectivas de importancia. Con su actual muestra en la ciudad que lo vio nacer son cuatro las exposiciones individuales que lleva celebrada, una de ellas este mismo año, en Madrid, salones de la Casa de Málaga. Hierrezuelo inició su andadura profesional en 1962 como grabador de joyería en nuestra capital. Su quehacer artístico ha ido discurriendo por una línea de entusiasta dedicación y perfeccionamiento en las técnicas del grabado y del óleo que domina con oficio y profunda sensibilidad creativa.

       En el catálogo de la exposición, el académico y crítico de arte Antonio Segovia Lobillo escribe, entre otras cosas, de este excelente artista veleño:

       "De aquellos trozos de madera, alineados o sobrepuestos, con quebradas horadaciones de los planos, que constituían sus composiciones anteriores; de aquellos fondos de grises y azules que ya anunciaban aquellas vías de comunicación en la larga crisis, Hierrezuelo ha resuelto con el color otra expectación de espacio, nuevos planos para otra dimensión del informalismo. Y de este brinco, que hay que suponer elástico sobre el tema estructural; de este resbalar de lo geométrico y óptico hacia otras posibilidades, en el fondo de liberación insospechada, hay que registrar en la pintura de Hierrezuelo muy serias e interesantes novedades. Y no tan informalistas como el rigor "ísmico" impondría, si aquellas sugieren, como lo hacen, cierta actitud de funcionamiento y nos acercan a ese "algo" que se inquieta en la cibernética de lo desconocido.

        Lo cierto es que, desde la obra de Hierrezuelo, hay que "viajar" sin querer a otra realidad, o sospechar que existe otra cosa. Y lo será sobre esos refractores angulares que, como haces, se proyectan de un lado a otro y se ahogan en el marco hace donde sea. Segmentos iluminados en el fondo pizarroso del cuadro, a manera de eclipse en el sistema universal de la luz. Laceraciones para pueblos de alta inscripción, con sus blancos, sus torres y sus culminaciones. Quebraduras de horizontes, con bordes aristosos de cordilleras. Y anchos azules para esa proposición de lo infinito que se está planteando ahora."

22 de Abril de 1982

      HIERREZUELO, EL PINTOR VELEÑO, CON "OTRA ESCUELA PICTÓRICA"

      El pasado día 17 a las ocho inauguró en Vélez-Málaga, calle Romero Pozo, 19, una exposición el artista José Adolfo Hierrezuelo Palacios. En total de 18 obras con una técnica especial, parecida al collage, pero con trozos de madera, chapones, que logran un efecto nuevo, vanguardista, distinto y con una armonía en sus volúmenes, composición y belleza.

VELEÑO

      - De la Vélez-Málaga escuela de pintura, naces tú que eres "algo" distinto.

      - Aunque soy veleño y me atrae mucho mi tierra, mi pintura no tiene nada que ver con lo que se conoce por esta escuela.

     - ¿Cómo es entonces tu pintura?.

     -Constructivista, pero de esta escuela que surgió como réplica al abstracto, yo adiciono unos elementos nuevos en relieve para formar una arquitectura en armonía con elementos y espacio.

     -Luego tú ¿que buscas con tu obra?

     - Yo anhelo, con mis cuadros, un nuevo realismo.

     - Para llegar a esta meta ¿ por qué caminos has ido antes?

     -He de decir que cuando tenía 12 años de edad comencé con el impresionismo de fuertes influencias francesas. Luego perfeccioné técnicas nuevas con Díaz-Oliva; y más tarde con Jorge Lindell estudié grabado y todo ello lo apliqué a la pintura para llegar a mi obra actual.

     -¿Paleta?

    - Estoy en una síntesis de color. Grises y azulados.

    - ¿Cómo responde Vélez-Málaga ante tu pintura?

    -Con una sorpresa. Mi obra es algo nueva, y por ello desconocida. Los pintores veleños acuden ante mis cuadros para observar técnica, composiciones y mensaje.

     Un pintor original, sincero, nuevo, causa impresión. Ello es muy positivo.

                                                                                                                G. FAUSTO

26 DE Junio de 1982                                          DIARIO SUR (MÁLAGA)

MADRID VILLA Y CORTE                           

  El veleño Hierrezuelo expuso con éxito en la Casa de Málaga

     Hubo un traspapeleo y al fin, amigo Hierrezuelo, aparecieron los notas que de su exposición en la casa de Málaga tomé,. Y como nunca es tarde para escribir sobre ella ahora lo hago, y espero quede usted complacido., perdonándome la tardanza. Es un artista de altura, este malagueño nacido en la villa de Vélez-Málaga, que domina -se ve en toda su obra- la madera y la pintura, donde se entremezcla un alarde de arte avanzado y que nos parece es la parcela de asentamiento, de la actividad creadora de Adolfo Hierrezuelo. Domina el veleño la madera, en un escorzo de difícil geometría, imprimiendo a cada cuadro un sentido tridimensional y posteriormente, tras la colocación del creado entorno geométrico, entra a colorear con suavidad, sin estridencia de clase alguna, dando todo ello por resultado que su obra sea, fresca, suavizante, cosa difícil de conseguir en la parcela a que antes hacíamos referencia. Enhorabuena.

                                                                                                            J. OCAÑA

INTRODUCCIÓN AL CATÁLOGO

EXPOSICIÓN EN LA CAJA DE AHORROS DE RONDA EN TORRE DEL MAR

      Pepe Hierrezuelo es ya una figura entrañable en  el Colectivo Palmo, donde le conocí, casi en el nacimiento del  grupo.

         Nos fue sorprendiendo a todos con una ejemplar seriedad en su hacer en el taller de grabados y una constancia encomiable en la búsqueda de soluciones; siempre tan difíciles en el arte de grabar.

          Inicia ahora Hierrezuelo, su aventura en la plástica, con esta muestra vital, llena de sugerencias y llena también, dentro de su corta cronología de buen hacer artesano. 

          Es una aventura sin corbata.  Con gesto como de rebelde excursión espiritual, por este camino, las más de las veces, poco grato de la pintura. 

          Y para el comienzo de la andadura-continúa Ruano- se sirve de unos esquemas geométricos personales y apoya con un valiente desgarro de los materiales que emplea en la creación de espacios que vibran, casi celestes y acuosos a veces. 

          La ordenación espacial de la obra, tiene en esa geometría singular un hábil soporte, que propicia y potencia las tensiones que ocurren dentro de ella".

          Se une así, Pepe Hierrezuelo, con este primer hacer, al grupo de nuevos artistas que, hoy en Málaga, están en el intento de aportar otras experiencias. SUERTE.

                                                                                DÁMASO RUANO

INTRODUCCIÓN AL CATÁLOGO

EXPOSICIÓN EN LA CAJA DE AHORROS PROVINCIAL DE MÁLAGA EN VÉLEZ-MÁLAGA

        El paisaje como referencia no deja de ser una proposición relativa de lo infinito; lo absoluto sería escapar de aquel. Es de creer que esto se lo ha planteado hábilmente Hierrezuelo, al tramitar en su obra los medios de una clara obsesión de espacio y dirigir sus soluciones hacia esa investigación. Esta es al menos una escondida y vaga ilusión que apunta su sonrisa de crédito en la obra de este pintor.

        De aquellos trozos de madera, alineados o sobrepuestos, con quebradas horadaciones de los planos, que constituían sus composiciones anteriores; de aquellos fondos de grises y azules que ya anunciaban aquellas vías de comunicación en la larga crisis, Hierrezuelo ha resuelto con el color otra expectación de espacio, nuevos planos para otra dimensión del informalismo. Y de este brinco, que hay que suponer elástico sobre el tema estructural; de este resbalar de lo geométrico y óptico hacia otras posibilidades, en el fondo de liberación insospechada, hay que registrar en la pintura de Hierrezuelo muy serias e interesantes novedades. Y no tan informalistas como el rigor "ísmico" impondría, si aquellas sugieren, como lo hacen, cierta actitud de funcionamiento y nos acercan a ese "algo" que se inquieta en la cibernética de lo desconocido.

        Lo cierto es que, desde la obra de Hierrezuelo, hay que "viajar" sin querer a otra realidad, o sospechar que existe otra cosa. Y lo será sobre esos refractores angulares que, como haces, se proyectan de un lado a otro y se ahogan en el marco hace donde sea. Segmentos iluminados en el fondo pizarroso del cuadro, a manera de eclipse en el sistema universal de la luz. Laceraciones para pueblos de alta inscripción, con sus blancos, sus torres y sus culminaciones. Quebraduras de horizontes, con bordes aristosos de cordilleras. Y anchos azules para esa proposición de lo infinito que se está planteando ahora.

         De aquel ritmo estético que, insertó en la abstracción, había conferido al paisaje, Hierrezuelo ha pasado, con exquisito tratamiento de la materia, a otra dimensión de aquel. El paisaje deja de ser relativo; tras él se despacha una pregunta y un mito.

                                                                                             ANTONIO SEGOVIA LOBILLO

INTRODUCCIÓN AL CATÁLOGO

EXPOSICIÓN EN LA CASA DE MÁLAGA EN MADRID

-..."también a Vd. le conmueve

 la naturaleza?                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               - "Si no fuera así, no sería pintor"   

                                                  Piet Mondrian

         A los pintores, a los amantes del arte, a los frecuentadores de exposiciones, nos ocurre a menudo que, cuando nos encontramos con un "neoplasticista", "funcionalista" o "Constructivista", nos sentimos generalmente inquietos y desasosegados. No se si esto proviene del rigor cartesiano de los cuadros que nos asusta y escandaliza. Esta actitud podría explicarla tal vez, un psicólogo que, como casi siempre podría achacársela al socorrido "complejo de edipo". Es posible que en esto viera una correlación padre-rigor y tendría razón sin que por ello crea que también existen otras causas como por ejemplo la tensión que nos transmite una obra de esta naturaleza y la pereza con que nos hemos acostumbrado a despachar los problemas más inmediatos.

        Los andaluces nos hemos acostumbrado a participar del caos de nuestro entorno, nuestra sensibilidad esta más cerca de lo barroco y dionisiaco y por ello el artista de estas latitudes está más lejos de los postulados neoplasticistas. Sin embargo, todas las reglas tienen excepciones. Los funsionalistas tienen de la pintura el concepto de Leonardo "que es cosa mental" y llegan a la naturaleza mediante la reflexión, como Munari o haciendo arte que es como se hace la teoría del arte según Mondrián.

        Los que conocemos a Hierrezuelo, sabemos  de su trayectoria iniciada en el más decadente impresionismo que poco a poco va cuestionando y cuando hace poco tiempo toma contacto con el grabado, se plantea la pintura como controversia entre objeto y espacio o entre la materia y el antiespacio. Sus cuadros nacen de la reflexión, de la búsqueda de materiales, del deseo de hallar el espacio plástico, se plantea el problema como algo racional. Abandona la ingenua pretensión de representar la realidad-real y plantea la conversión del entorno en un sistema de formas geométricas-constructivas.

        Por su experiencia pasan el cubismo, el funcionalismo de Munari y el neoplasticismo de Mondrián y no solo eso, tambien soterradamente algo de Schwitters y los arquitectos de Baujaus, Pero Hierrezuelo no ha terminado de proponernos nuevos problemas y en sus últimos cuadros ya nos inquieta con nuevos problemas espaciales. Sus colores van armonizándose y no se supeditan en exceso al planteamiento rigorista. Son cuadros más "leves", han dejado parte de su carga que en un principio tenían. Sus elementos son más simples y por tanto entran más directamente en el espectador, su comunicación es más directa.

        Es difícil predecir, yo no me atrevo casi nunca a hacerlo porque existen muchos factores por lo que cualquiera desvía su trayectoria. El oficio de pintar es de los más largos y su aprendizaje termina sólo con la vida del propio pintor. De todas formas si José Hierrezuelo sigue con el afán y ganas de trabajar con que ha irrumpido en el mundo del arte, si sabe sortear los cantos de sirenas, si entra en la pintura como el que entra en un convento, si se lo juega todo por ser un pintor, si sabe rectificar a tiempo, si para él lo más importante es la pintura... entonces se vera recompensado con haber escogido una de las más bellas profesiones y solo eso, que ya es bastante para el que ama el Arte.

                                                                                              JORGE LINDELL

                                                                               En Andalucía febrero de 1982

INTRODUCCIÓN AL CATÁLOGO

ENTRE LO URBANO Y LO COTIDIANO

Exposición en la Sala Vélez-Málaga del CENTRO CÍVICO en Málaga

Vi por primera vez cuadros de Pepe Hierrezuelo en Vélez-Málaga, su pueblo, hace ahora veintidós años. Los recuerdo clavados ( "Soy pintor, clavo mis cuadros", decía el admirable Schwitters), ¿o encolados? ; desde luego, apenas pintados. Me interesaron -de esto sí estoy seguro- por el presunto juego, intencionado o no, en el terreno fronterizo donde se encuentran lo "artesanal" y lo "artístico", el bricolaje y el collage. Probablemente el beneplácito de mi mirada sobre aquellas cosas del artesano artista se vio precipitado por esos emparejamientos de palabras, impenitente estímulo, siempre, para mí. Hoy, en cualquier caso, Hierrezuelo pinta más que antaño, quiero decir que recurre actualmente menos a otros medios o técnicas (menos "mixtas", por cierto, de lo que él mismo afirma de sus obras).

 

De entre las mostradas en la presente exposición destacaré la serie "URBIS" (" de la ciudad ", chusco genitivo): atrapado, tal vez, entre ese latinajo - ¿nombre de constructora?, ¿ente inmobiliario?- y las visiones indelebles del 11-S, no veo en estos cuadros más que retratos de retazos (o viceversa) de torres, torres altas, gemelas, cuatrillizas, kío, city bank, verticales generalmente las de más acá, como sirviendo de referencia contrastiva con las otras, con las de por detrás o más alejadas, inclinadas (¿cayéndose? –en la pintura, ya se sabe nunca "pasa" nada-), inacabadas casi todas ellas por arriba (¿"inacabadas" o en quién sabe qué fase de derrumbe?, ¿ardiendo, ardientes?. ¿Rascacielos, rascanubes que ocultan sus crestas?). Indecidible. Y más vale así: que no falten desasosiego, conciencia, imaginación, incertidumbre. A lo mejor por tales vericuetos y zozobras resulta retrasable la descomposición de las artes decorativas, condenadas a competir, ay, ay, ay, con las suaves figuritas de Lladró.

 

Quizá el amigo Hierrezuelo nos esté proponiendo la anticurva, pues la distancia más amable entre dos puntos ( la curva, según dicen) no garantiza ninguna perdurabilidad de buenas relaciones.

 

José de la Calle

Profesor de la Universidad de Málaga

INTRODUCCIÓN AL CATÁLOGO

CREPÚSCULOS Y ATARDECERES

Sala de Ambito Cultural de  "El Corte Ingles"

  José A. Hierrezuelo nace en la ciudad de Vélez-Málaga, la luz de esta localidad axárquica, tan cercana al Mediterráneo, impregna sin lugar a dudas su pintura desde los comienzos. Posteriormente se traslada a Málaga capital, donde continúa con su formación artística, en la cual cabe destacar el hecho de ser uno de los alumnos más cercanos del gran maestro y amigo José Díaz Oliva.

    Hierrezuelo viene respaldado por una dilatada y fructífera trayectoria artística, retomada con impulso e ilusión en la última década, siendo hoy un referente indiscutible en la pintura contemporánea malagueña, como lo demuestra el hecho de haber sido un miembro del Colectivo Palmo en las décadas de los setenta y ochenta.

    Las obras que hoy nos presenta tiene como denominador común una fragmentación espacial geométrica, variando la composición según la serie. El color es el protagonista indiscutible, pues nos presenta una variada gama cromática que va desde los tonos pastel a los marrones y negros, pasando por los amarillos cadmios, los azules, los violáceos, etc., es en definitiva una proyección de la luz mediterránea tanto en sus atardeceres como en sus crepúsculos.

    Es un artista plástico polivalente, pues sus trabajos no se limitan solo a la pintura, ya que ha hecho trabajos en la escultura y en el diseño gráfico. Es todo un investigador que continuamente evoluciona en su búsqueda constante de la simplificación como base de su obra pictórica.

    Desde la Junta Directiva de APLAMA le deseamos los mayores éxitos y que esta exposición sobria y personal sea del agrado del público. Para terminar, dar las gracias a Ämbito Cultural de El Corte Inglés por cedernos su espacio expositivo una vez más.

                                            Francisco Jurado Ternero

                                          Presidente de APLAMA  

 

INTRODUCCIÓN AL CATÁLOGO

 LUZ Y COLOR EN LA AXARQUÍA MALAGUEÑA, Sala Vélez Málaga del Centro Cívico, del 1 al 29 de abril de 2011

Notas de blanco, verde y teja resuenan desde La Maroma. Los aromas del Mediterráneo, azules, a lo lejos, siempre presentes.Treinta y un lienzos que son treinta y un pueblos, treinta y un paisajes de la niñez, de la madurez, quién sabe de qué tiempo por llegar. Nuestra Axarquía. Un pedazo de Málaga entre el mar y la montaña, con personalidad propia, arraigada, cohesionada como pocas. Mi Axarquía.

Y en estas páginas, en estos cuadros, la Axarquía de José Adolfo Hierrezuelo, un axárquico de pro, un veleño militante, que la ha recorrido desde sus primeros años con sus pinceles, con su arte, y que ahora nos la presenta en forma de treinta y una estampas de amor, treinta y una miradas que son la nuestra porque en sus pinturas nos muestra toda la grandeza de esta tierra malagueña. La Axarquía. Un rincón de nuestra provincia hoy todavía más cercano con esta exposición que acoge el Centro Cívico y con este catálogo que la Diputación de Málaga se complace en editar para deleite de todos aquellos que quieran conocer la hermosura y el esplendor de nuestros pueblos, su variedad y su idiosincrasia, su serena vitalidad, y el arte que emana de ellos y de las manos de artistas como José Adolfo Hierrezuelo.

                                                                                                      Salvador Pendón Muñoz

                                                                                                 Presidente de la Diputación de Málaga

Si hace aproximadamente dos años, José Adolfo Hierrezuelo nos sorprendió en su exposición en este mismo espacio del Centro Cívico, con los rincones de nuestra Málaga, con sus calles, sus colores y hasta con sus olores, en esta ocasión nos lleva por cada uno de los 31 pueblos que componen la comarca de la Axarquía.

Este axárquico que presume de serlo, nos traslada desde su Vélez-Málaga natal hasta Cómpeta, desde Rincón de la Victoria hasta Nerja, desde Periana hasta Colmenar o desde Riogordo a Comares y nos enseña en cada uno de sus cuadros, sus calles, sus torres, sus cielos y sus flores.

Es como si desde La Maroma, balcón que se asoma a la comarca, oteáramos cada uno de sus pueblos.

Aparte de valorar positivamente a José Adolfo Hierrezuelo como pintor, tengo la fortuna de ser su amigo, amistad que cultivamos desde que estudiábamos hace ya algún tiempo, por todo ello, me congratulo y agradezco a mi buen amigo José Adolfo su gentileza por darme la oportunidad de aparecer en este magnífico catálogo que nos enseña una parte tan entrañable de nuestra Provincia.

                                                                                                             Luis Reina Alcolea

                                                                                                 Diputado Relaciones Externas y Movilidad

 

LUZ Y ARQUITECTURAS AXÁRQUICAS

 

            José Adolfo Hierrezuelo es un pintor, o mejor dicho un artista plástico que lleva investigando cincuenta años dentro de las diferentes disciplinas de las artes plásticas, pues ha ido cubriendo sus investigaciones sin altibajos, sin improvisaciones o contradicciones, en cada momento de su carrera nos encontramos con una obra coherente bien en la pintura, en el grabado, la escultura o la instalación.

            En cada una de estas disciplinas ha demostrado ser un referente con su obra en el más puro arte contemporáneo malagueño, de José Adolfo se puede decir, y demostrar, que siempre ha estado ligado como artista a distintas corrientes a través de grupos tan emblemáticos como el Colectivo Palmo, o bebiendo directamente de las enseñanzas del maestro onubense Pepe Díaz-Oliva, de hecho tras la muerte de éste, José Adolfo ha sido un defensor de la memoria de Díaz-Oliva y junto a Pepe Bornoy se puede considerar como uno de impulsores de la creación de la Sala de Exposiciones Díaz-Oliva.

            En los últimos años además forma parte de la junta directiva de la Asociación de Artistas Plásticos de Málaga (APLAMA), ayudando y enriqueciendo con sus conocimientos a los jóvenes valores que desde la base comienzan su andadura por el difícil mundo de las arte plásticas.

            Hablar de la obra de Hierrezuelo en general es hablar de una alternancia de etapas que van de la figuración a la abstracción y viceversa, no es menos cierto que en los últimos veinticinco años su obra ha sido reconocida dentro del más puro arte abstracto y geométrico, dando matices muy personales que le han servido para que su obra sea totalmente reconocida e identificada a nivel nacional.

            Siguiendo la línea de actuación de los últimos dos-tres años dentro del paisaje urbano y abierto, hoy con esta exposición nos sorprende nuevamente con un lenguaje puramente figurativo, impresionista, de variada cromática donde nos da a conocer una luz axárquica, y por lo tanto puramente mediterránea, que inunda toda la obra. Son una serie de pinturas donde además se muestra la arquitectura de La Axarquía a través de un recorrido pictórico por cada uno de los pueblos que conforman esta bella zona de la provincia de Málaga de la que tiene el orgullo de pertenecer.

                                                                                                               Paco Jurado

                                                                                   Artista Plástico y Presidente de APLAMA

 

Un viaje por los pinceles de Málaga

José Adolfo Hierrezuelo tenía entonces 11 años, estudiaba en el Sagrado Corazón y nunca se le olvidará ese día de comienzo de curso en el que, como no habían llegado las láminas de dibujo. su profesor improvisó colocando en la mesa la cartera, el tintero y unas plumas que los alumnos tuvieron que dibujar. «Curiosamente me puso un diez», recuerda. La máxima nota volvió a repetirse con un dibujo del teatro romano « Lo hice desde la escalinata de la Casa de la Cultura », rememora este artista nacido en Vélez pero cuya familia se trasladó a Málaga cuando tenía dos años. Los veranos de su adolescenciasí transcurrieron en la capital de la Axarquía, allí salía a dibujar con el jovencísimo Evaristo Guerra armado con un bloc porlas calles del pueblo. Luego siguió un año de estudios en la Escuela de Bellas Artes de Málaga, donde coincidió con Virgilio y una etapa pictórica, hasta comienzos de los 70, «en la que como todos los pintores de mi edad » estuvo marcada por el impresionismo francés.El cambio radical comenzaría a fraguarse a partir del 72, cuando conoce a Díaz-Oliva « y me enseñótodos los trucos de la pintura porque yo era un autodidacta ».En esa etapa entra en contacto con los grandes de la pintura vanguardista malagueña y se convierte en colaborador del colectivo Palmo. Esta convivencia pictórica hará que su carrera dé un giro, iniciándose una etapa de casi un cuarto de siglo, a partir de 1980, en la que se adentrará en la abstracción geométrica, sólo rota, excepcionalmente, cuando su hijo Daniel Hierrezuelo, el famoso árbitro internacional de baloncesto, le pida un bodegón, « que no lo pinté tradicional, sino con connotaciones árabes y abstractas».Su última etapa, iniciada a partir de 2006, ha supuesto un nuevo giro en su carrera. «Volví de la india, donde fui invitado a pintar pensando que quería darme un respiro del abstracto geométrico y me propuse un año sabático, pero no sin pintar, así que vuelvo a misprincipios, pero con una serie de conocimientos de muchos años». Ese regreso a los comienzos se convierte en la exposición Paseando por Málaga, que se celebró en 2009 en el Centro Cívico. Se trató de cuadros realistas del casco antiguo que, sin embargo, en la inauguración de la muestra escondían una pequeña sorpresa: aparecieron envueltos en el papel de los tres periódicos de Málaga, con dibujos geométricos y abstractos encima. Se trató, bromea, « de un arte efímero que duró un cuarto de hora», lo que duró la presentación de la muestra, porque luego fueron los propios asistentes, junto con el artista, quienes rompieron el envoltorio para descubrir los cuadros realistas ocultos. Uno de los cuadros de la muestra fue una vista de Málaga desde el mirador de Gibralfaro, para la que José Adolfo Hierrezuelo tomó 140 fotos. Las dimensiones del cuadro (3,5metrospor 1,5) son las de un auténtico mural que el artista dividió en seis partes para poder plasmar las amplias vistas. La muestra, explica, fue el acicate para la siguiente, que se celebró durante el pasado mes de abril en el Centro Cívico: 31 cuadros de cada uno de los pueblos de la Axarquía. Se trata de un trabajo que al pintor malagueño le ha llevado más de dos años, con la vista puesta en pintar, algún día, los101 municipios de la provincia. Un trabajo que comenzó con pequeñas rutas para tomar las mejores fotos de los pueblos, escoger la mejor y trasladarlaal cuadro. El paso de la abstracción al realismo no le ha supuesto un gran problema: « no es complicado si tienes la técnica », dice. El deseo de José Adolfo Hierrezuelo, autor del cartel del Carnaval de Málaga de 2011, es que la exposición se repita en la sede de la diputación y se convierta en itinerante y algún día, completar la serie de pueblos de Málaga, realizados por ese niño que descubrió que podía dibujar bien el día que faltaron esas plantillas en clase.

                                                                                                           Alfonso Vázquez

                                                                                   En la Opinión de Málaga el día 8 de Noviembre de 2011

 

Hierrezuelo y su nieta, pintar contra el cáncer

    Hoy finaliza en la sala Barbadillo una original exposición bajo el título “Unas tardes con mi nieta”                                          “Unas tardes con mi nieta” es una hermosa historia de dos personas, un abuelo y su nieta de ocho años, marcados por la tragedia del cáncer. Lidia Hierrezuelo, hija del pintor José Adolfo Hierrezuelo, falleció hace ya algún tiempo por culpa de un cáncer cuando estaba en la flor de la vida, pero felizmente tubo tiempo para dejar entre nosotros una preciosa niña, Laura, que cuando perdió a su madre contaba seis años de edad. En ese momento, la unión del padre que había perdido a su hija y de la niña que había perdido a su madre, abuelo y nieta, se hizo aún más estrecha, y en las tardes de  Málaga, Laurita garateaba con pintor, a quien “matizaba” sus cuadros. Fue entonces cuando Hierrezuelo se le ocurrió homenajear a su hija y a la vez luchar contra el cáncer montando una exposición que se llamaría, como hemos dicho, “Unas tardes con mi nieta”, 25 obras realizadas por los dos, por el pintor avezado y la niña, con libertad e imaginación, en una combinación que resulta ser sorprendente en muchos de los cuadros.

    Y sorprendido quedaron las numerosas personas que acudieron a la sala Barbadillo, de Aplama, frente al CAC, al acto de inauguración de la muestra, que se inauguró el Lunes y hoy Jueves se clausura, que contó con la presencia del concejal de Asuntos Sociales, Francisco Pomares, el presidente de la Asociación para la Investigación Oncológica Malagueña (AIOM)-a cuyos fines se destinará el dinero que se recaude con la venta de los cuadros-, Pedro Luis Gómez, y el presidente de Aplama, Paco Jurado, quienes  resaltaron la feliz idea y el hermoso objetivo que Hierrezuelo y su nieta se habían marcado. El pintor muy emocionado, junto a su  nieta Laura Lozano Hierrezuelo, hizo entrega a Aiom de una obra realizada por los dos con un corazón que significa “amor, amistad y vida” y una recreación artística del logotipo de la asociación que busca adquirir el primer secuenciador de segunda generación para investigar el cáncer y un buen número de enfermedades de difícil tratamiento que habrá en Andalucía. “Esto es un gran homenaje a mi hija, pero también una llamada al optimismo y un ánimo para quienes padecen una enfermedad a la que acabaremos derrotando entre todos”, resaltó José Adolfo Hierrezuelo, quien lleva toda una vida dedicada al mundo del arte y que actualmente es vocal de Aplama

26 de noviembre del 2014

Diario SUR.es

 

Domicilio: Calle Deportista Nº 4   3º E    

    29013 Málaga

Tlfs.   952 266 903 - 630 460 995

 jahierre@gmail.com

 Catálogo de obras de arte para contemplar desde su domicilio. José Adolfo Hierrezuelo, destacado pintor, presenta su colección de ESTRUCTURAS URBANAS, BODEGONES, ESCULTURAS, PAISAJES MALAGUEÑOS, ETC.